Agradecimiento por la Cruz de Plata de la Orden del Mérito de la Guardia Civil

Quién podía pensar aquel 13 de junio de 2010 (día de San Antonio, transformadas hoy en Antonias), cuando un grupo de personas ilusionadas nos sentamos en el café Figueroa del barrio de Chueca para poner en marcha un proyecto apasionante y necesario, que hoy, diez años después (27 de octubre de 2020), la Fundación 26 de Diciembre vería publicado su nombre en el Boletín Oficial de la Guardia Civil, donde se le comunica la concesión de la Cruz de Plata de la Orden del Mérito de la Guardia Civil.

Difícil creer que la Fundación 26 de Diciembre, cuyo nombre hace mención a la fecha en la que se deroga parcialmente la Ley de Peligrosidad y Rehabilitación Social (1978), fuera la protagonista, 42 años después, de un cambio: una sensación de agradecimiento y valoración hacia el estado democrático y sobre todo hacia una institución que, aunque tarde, reconoce a la comunidad LGTBI y nos otorga la mayor distinción que “el Cuerpo” puede dar a una organización civil.

Es un honor recibir en nombre de todo la comunidad LGTBI dicha distinción, y agradecidos por este acto de reconciliación que nos sitúa en un nuevo escenario de igualdad real, con el objetivo de seguir trabajando por una sociedad más inclusiva con el apoyo de la Guardia Civil, aliados en la lucha contra los delitos de odio hacia nuestra comunidad.

Años de democracia nos han permitido sentirnos orgulloses de cómo la Guardia Civil abandera la diversidad, osando integrar en el día del orgullo LGTBI la bandera del arco iris junto a su escudo. 

Ha merecido la pena la lucha de tantos años por la democracia, y que reconocimientos como este nos permitan tomar conciencia de una nueva ciudadanía con pleno derecho, en una sociedad diversa.

 

Federico Armenteros Ávila

Presidente de la Fundación 26 de Diciembre

También te puede interesar