¿Cómo se podría mejorar la diversidad sexual?

En cromosomax.com creemos que una educación en libertad y desde el comienzo de la vida, es decir desde la niñez y sobre todo en la complicada etapa que puede ser la adolescencia, en la cual muchos jóvenes queer se sienten solos.

Contrarrestar los diversos tipos de homofobia y promover el reconocimiento de la diversidad sexual, requiere implementar procesos de educación sexual con los siguientes requerimientos básicos.

Primero, trabajar desde el enfoque integral de sexualidad que supere el enfoque restringido predominante. En el contexto de la educación sexual predomina la restricción de la vida sexual al  propio acto, asociándolo únicamente a las posibilidades de embarazo o enfermedades sexuales. El enfoque integral del que hablamos tiene que ver con incluir todo el conjunto de lo que una vida sexual sana significa: género, orientación sexual, reproducción, comunicación, emociones, placer, erotismo… De esta manera se puede ayudar a encontrar desde una edad relativamente temprana la libertad del desarrollo de la personalidad, fuera de los estereotipos aún presentes en la sociedad. Esta misma libertad de desarrollo creará casi por sí misma una igualdad con las personas que les rodean. Posteriormente una construcción ética en cuanto a la sexualidad, en la que no debemos olvidarnos que generalmente las personas que enseñan sobre la sexualidad juvenil son personas adultas, por lo que se debe tener cuidado en cuanto a las influencias que estas nociones o consejos pueden tener sobre el desarrollo de los jóvenes. 

Abordar el tema LGTB+ desde la infancia en las instituciones de enseñanza y en el entorno familiar ayuda a normalizar situaciones que hasta hace unos años eran violentas y aún hoy en día continúan produciéndose. Además crecer en un ambiente diverso y en la que se da la libertad de pensar y sentir desde un comienzo, propicia a la larga una mayor integración y conocimiento de lo que hablamos hasta el momento, que es la educación sexual de una manera completa y sin restricciones.

Actualmente, la mayoría de adolescentes no conocen correctamente lo que es una buena educación sexual, siendo además todavía una situación aún más compleja para los queers. Son muchos los adolescentes que confiesan conocer todo lo relativo a su sexualidad a través de internet, por lo que aunque saben que no todo es real, les cuesta diferenciar lo que sí puede llegar a serlo de lo que no. Es aquí en donde la familia y las instituciones de educación tienen un papel fundamental para ayudar a diferenciar este tipo de comportamiento, ya que en internet hay mucha información válida, pero se esconde detrás de otra que puede llevar a comportamientos irrespetuosos, sexistas y homófobos.

Es por tanto, que una buena base educacional en cuanto a la libertad y educación sexual, mejoraría muchos de los problemas de diversidad sexual y en las relaciones amorosas desde una edad temprana.

Foto: Honey Fangs en Unsplash

Una colaboración de:

Cromosomax

CromosomaX es una web LGBT+ con todas las noticias sobre el colectivo de gays, lesbianas, bisexuales, transexuales o de cualquier otra orientación amorosa o sexual.

Comparte esta publicación

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

También te puede interesar