La importancia de construir redes de apoyo y relaciones afectivas sólidas

A lo largo de nuestra vida existe una tendencia a establecer vínculos por diferentes finalidades (sentir cariño, cuidarnos, ser escuchadxs, miedos e inseguridades) ya que, buscamos entre otras cosas satisfacer necesidades primarias. Algo tan natural en el ser humano, que podríamos poner el punto de inicio en el nacimiento. Pero… no vamos a hablar de eso o al menos esta vez, que ya nos queda muy lejos. Las personas LGTBI nos hemos desarrollado y hemos socializado en un contexto bastante hostil, para que mentir. En mayor o menor medida, hemos recibido y/o seguimos recibiendo hostilidad ajena hacia nuestra propia existencia y es algo que forma parte de nuestra memoria histórica y nuestra historia de vida. Algunas personas tuvieron que ocultarse, otras sufriendo agresiones físicas o verbales, incluso llegando al punto de verse aisladxs o siendo invisibilizadas.
Ahora bien, ¿cómo será más sencillo vincularse a otras personas? ¿Desde el temor al otro o generando espacios seguros y de cuidados donde sentir que se nos acoge como parte del grupo, valora y respeta?

El apoyo social en el ser humano, es fundamental para el desarrollo personal. Es por esto la importancia de poder contar con un grupo que te arrope, con el que te lo pases bien pero que también te ayude en tus días difíciles. Que para las risas estamos cualquiera, pero en los momentos difíciles ahí vemos quién está.

Nuestras fortalezas están ahí, (aunque a veces nos cueste verlas) por lo pronto estamos aquí y ahora habiendo afrontado situaciones bastante complicadas. Si aún así te sigue resultando difícil verlas, el equipo de intervención psicosocial de la Fundación 26 de diciembre está a tu disposición.

Todas las personas tenemos inseguridades y miedos pero permíteme que te diga, que frente a todo pronóstico no nacemos con ellas, vienen de entornos en los cuales no siempre se nos ha permitido ser o amar. Es importante también ser consciente de nuestras dificultades para poder establecer límites que nos permitan cuidarnos como forma de autoregalo.

A día de hoy, hay personas que piensan que está todo hecho, porque se ha pasado de la violencia mayormente explícita a la implícita (desde la buena voluntad), de hacer encajar en las reglas del juego de las que no hemos participado (sobre lo que es la normalidad).

Es importante que establezcamos lazos fuertes entre iguales para generar espacios seguros, que nos puedan servir como balón de oxígeno porque mi amigo Juan, marica de toda la vida, no busca hacerme el mal con sus buenas acciones.

Que vivamos situaciones de hostilidad, no implica que no tengamos derecho y la oportunidad de construir oasis para poder relacionarnos de forma saludable entre personas LGTBI, ya que muchas hemos vivido situaciones similares.

Compartir aprendizajes, hablar y que te escuchen es agradable y nos permite profundizar no sólo sobre nuestras propias experiencias, sino también en las de los demás.

Esto nos acerca a la idea de familia elegida, derivada en gran parte de la ruptura, distanciamiento o ausencia de nuestra red familiar, porque como ya sabemos, y si no lo sabes te lo cuento con todo el cariño que te mereces, si tu quieres podemos ser parte de tu familia elegida.

La importancia de nutrir nuestra red de amistades y personas conocidas no solo parte del sentido común, sino de los beneficios en salud demostrados científicamente. A continuación veremos algunos de ellos brevemente.

Beneficios de las relaciones interpersonales:

  • Reduce el riesgo de sufrir accidentes cardiovasculares.
  • Posee beneficios que actúan a nivel cognitivo porque ejercitan trabajar la memoria, la reflexión, la previsión, organización, llegar a acuerdos y establecer planes entre otras.
  • Ayuda a prevenir el sobrepeso, ya que te mantienes ocupade en otras actividades, evitando comer por aburrimiento.
  • Desciende la posibilidad de padecer afecciones neurodegenerativas.
  • Favorece el desarrollo de habilidades para la gestión y resolución de conflictos.
  • Ayuda a reducir el estrés y la ansiedad.
  • Previene la aparición de sentimientos de soledad (no deseada) y abandono ante la falta de figuras de apoyo.

Por eso desde la Fundación 26 de Diciembre siempre apostamos por tí, por tu salud y por trabajar para establecer redes de apoyo sólidas, socialización y favorecer la aparición de posibles amistades entre otras.

¿Cómo lo hacemos? Creando actividades y espacios para compartir momentos únicos para mayores LGTBI en los que te acompañamos en tu proceso personal, tu socialización, búsqueda de respuestas y sobre todo para construir juntxs.

Adrián López es Trabajador Social de la Fundación 26 de Diciembre.

Comparte esta publicación

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

También te puede interesar

Activismo

Orgullo Bi

Como cada año, llega el 23 de septiembre para recordarnos que, a pesar de lo conseguido gracias al movimiento LGTBIAQ+, sigue siendo necesaria la reivindicación

Leer Más >>

Un paso más:

Te hemos enviado un email de confirmación. Búscalo en tu bandeja de entrada o en ‘no deseados’ y haz click en el enlace.

Gracias por suscribirte